CONTACTO:

Página web: www.aretehuelva.org
Correo: info@aretehuelva.org
Facebook: http://www.facebook.com/ASOCIACION.ARETE.HUELVA
Teléfono: 622033510

CITAS

Los niños superdotados son los mejores frutos del árbol de la humanidad pero a la vez son los que corren mayor peligro. Cuelgan de sus ramas más frágiles y pueden romperse fácilmente.

PRÓXIMOS EVENTOS

SI QUIERES CONOCER LAS NORMAS DE ASISTENCIA PARA LAS ACTIVIDADES DE ARETÉ PULSAR AQUI

SI QUIERES ASOCIARTE PULSA AQUÍ



Si estás interesado en que en tu centro se pueda impartir la conferencia "Cómo son, cómo se sienten" sobre los niños y niñas de alta capacidad, puedes solicitarlo a diego@aretehuelva.org

AVISO IMPORTANTE

ANTE LAS PREGUNTAS SOBRE LAS EMPRESAS PRIVADAS "INSTITUTO INTERNACIONAL DE ALTAS CAPACIDADES INTELECTUALES" Y "CONSEJO SUPERIOR DE EXPERTOS" EN TODAS SUS VERTIENTES LOCALES, COMUNICAR QUE NI LA CONFEDERACIÓN ESPAÑOLA "CONFINES", NI LA FEDERACIÓN ANDALUZA "FASI", NI ESTA ASOCIACIÓN TENEMOS NADA QUE VER CON LA CITADA ENTIDAD, NI MUCHO MENOS LA APOYAMOS.

MAS INFORMACIÓN AQUI

domingo, 2 de diciembre de 2012

PADRES Y MADRES UNA UNIDAD NECESARIA


¿Y SI MI PAREJA NO ME APOYA?

Generalmente a la Asociación nos suelen llamar, en un porcentaje muy elevado de ocasiones, madres que desean recibir información porque están totalmente perdidas, tanto que algunas veces la desesperación por no encontrar ninguna solución les lleva a llorar mientras explican que les viene muy grande el hecho de descubrir que su hijo es superdotado, y en algunos casos tras las palabras de estas mujeres, o en algunos casos de padres, podemos ir intuyendo que es que existe un problema añadido: que la pareja no está dispuesta a apoyar en este caso. Como en algún caso he comentado, son las madres las que parecen tener la obligación educativa en la familia, y esto siempre me ha parecido cuanto menos curioso y siempre me lo pregunto, ¿Por qué muchos padres desaparecemos o decidimos ni tan siquiera apoyar a nuestra pareja cuando surge este tema de las Altas Capacidades Intelectuales? Esto es algo que creo que debemos pensar, por qué no siempre vamos a una en la educación, cuando cualquiera con dos dedos de frente que utilizara la lógica sabría que es más fácil avanzar en pos de un objetivo cuando las dos partes tiran del carro en la misma dirección. En muchos casos nos encontramos conque son temas alejados de la ciencia, de la psicología, de la pedagogía, los que nos llevan a encontrarnos enfrentados, y por eso, para esas personas que simplemente han decidido que tienen una idea propia de cómo afrontar este tema: negándolo, he decidido publicar esta entrada, escrita más con el corazón que con la ciencia, porque estoy seguro que esa actitud es más una cuestión de creencias internas en los estereotipos que de otra cosa. 

Algo que siempre indicamos las personas que recogemos las llamadas que nos piden información en ARETÉ, es la importancia de que la familia vaya a una. Es algo que no nos cansaremos de repetir. Es imprescindible que en un tema como el de las Altas Capacidades Intelectuales, en el que todo son estereotipos y en el que existen temores y desconocimiento por todos lados, que se implique la pareja en la misma dirección. ¿Por qué?, se preguntará alguno, porque no se puede ir en dos direcciones distintas cuando hablamos de la educación de nuestros hijos, es una verdadera aberración que las dos partes de la pareja decidan ir cada uno en una dirección. Pero esto lamentablemente es lo que nos encontramos en algunas ocasiones: es una parte de la pareja la que pregunta, la que se informa, la que se forma, la que asiste a la Asociación, y mientras, la otra parte se queda al margen, en muchos casos negando la realidad porque es algo que no le entra en la cabeza, más que nada porque esa parte de la pareja que no ha aceptado todavía que tiene un hijo o hija superdotada se ve inmersa en los estereotipos que le marcan la imagen que tiene que tener una persona superdotada en lo físico y en su rendimiento académico que no logra reconocer en su hijo. 

Estas actitudes negadoras y negativas que pueden aparecer en una parte de la pareja no llevan a nada positivo, y tal vez debieran plantearse lo siguiente:

Es muy difícil para tu pareja tener que luchar contra el sistema educativo en pos de la atención adecuada de un hijo, para encima tener que llevar la mochila cargada de piedras que supone una pareja no concienciada y que no está por la labor de ayudar; más que nada porque puede suceder que cualquier avance que se logre se vea perjudicado por los comentarios desalentadores de alguien que sencillamente ha decidido que su hijo no puede ser superdotado porque no es un genio, y que piensa que solo los genios con matrícula de honor son superdotados. 

Es muy difícil tratar de enseñar actitudes adecuadas para la vida a tu hijo con Altas Capacidades Intelectuales cuando desde el centro en algunos casos, lamentablemente en muchas, se obstinan en no enseñarlas, y te ves solo porque en casa nadie colabora y encima se obstaculiza.

Es muy difícil acudir semanalmente a las actividades de la Asociación y ver como tu hijo o hija corre y se divierte, y contarle esto a una persona que está acostumbrado a ver a su hijo solitario. ¿Cómo le explicas que ha encontrado a otros niños como él con los que se siente a gusto a alguien que no está dispuesto a escuchar ni a compartir?

Es muy difícil hablar de lo que le sucede a tu hijo y de todo lo que vas aprendiendo en esa formación que todos los padres y madres implicados obtenemos con nuestro esfuerzo, cuando la otra parte de la pareja ha decidido no aprender nada, y encima no quiere ni oír ni hablar de lo que tu estás deseando de compartir.

Pero también es muy difícil ser consciente de que podría suceder que cuando sea mayor tu niño, tal vez tengas que decirle resignada (generalmente son mujeres, insisto) que no pudiste hacer nada por él porque estabas sola, y que a pesar de que veías que no se hacía lo correcto, no podías luchar contra los elementos sola.

Por todo lo anterior, desde ARETÉ siempre recomendamos a las personas que asisten a pedir información y quedan con nosotros, que a poder ser vengan acompañadas por sus parejas, para que reciban la misma información y así puedan valorar; y por supuesto para que puedan resolver cualquier duda, incluida la de: ¿pero de verdad que mi hijo es superdotado? 

La experiencia de educar a un hijo con Altas Capacidades Intelectuales es un verdadero reto si se hace en pareja, estando los dos a una, tratando de converger con el colegio; pero de seguro que se convertirá en un suplicio si una parte tiene que tirar de la otra, y no porque es una verdadera pena ver cómo la pareja no disfruta en paralelo de algo que es de vital importancia como la educación de un hijo, sino porque ese mismo hijo va a sentir en sus propias carnes ese tira y afloja que no va a comprender y que en vez de ayudar a crear actitudes positivas, siempre desarrollará las negativas; y no es justo que un niño tenga que sentir ese malestar en la pareja, porque en muchos casos llegan a sentirse culpables de esas situaciones. 

Así que si eres tú el que está suponiendo un freno con tu indecisión, piensa, ¿acaso tienes la formación suficiente para diagnosticar a tu propio hijo? Si no la tienes y alguien con esa formación te ha dicho que tu hijo posee esas capacidades, no le des más vueltas, y en vez de esforzarte en negarlo, hazlo en aprender como ayudar. Y si por mucho que lo intentes no eres capaz de entender que tu hijo posee esas altas capacidades intelectuales que han sido diagnosticadas por los profesionales, al menos no te conviertas en las piedras de la mochila, apoya a tu pareja, porque en definitiva está peleando por tu hijo.

Y si tu eres la parte de la pareja que tienes que ir tirando de la pareja en este tema, no cometas el error tan habitual de criticar y criticar cuando él comienza a acudir a los sitios y empieza a ayudar a su ritmo. Ten en cuenta que no todas las personas tienen la misma velocidad en entender la cosa. Trata de apoyarlo y gánatelo, porque solo así conseguirás que él desee aprender. Entiende lo difícil que puede resultarle aceptar algo que muchas veces va contra las creencias profundas que posee, por muy equivocado que pueda estar. Eso sí, si por mucho que lo intentes ha decidido no apoyar, tú sigue que desde ARETÉ te apoyamos y vamos a ayudarte, no lo dejes porque nos jugamos mucho, el futuro de nuestro hijo.

Y por supuesto, a los padres que han decidido ir a una en esta maravillosa aventura que es la educación, os animamos a que sigáis ayudando a vuestro hijo en paralelo, porque él os va a agradecer eternamente ese apoyo que vais a darle como padres, y sobretodo porque así, yendo juntos, solventaréis los obstáculos que vayáis encontrando por el camino mucho más fácilmente.

Diego Rodríguez.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada